09 Aug¿Se atraen los polos opuestos?

Existe una percepción muy extendida de que los polos opuestos se atraen, es decir que dos personas completamente diferentes pueden formar una pareja feliz y estable sin embargo los expertos argumentan que las relaciones de compensación, como se llaman a este tipo de parejas, están destinadas al fracaso porque se basan en la dependencia.

pareja-karpov-the-wrecked-train

Seguramente conoces este tipo de relación, son más comunes de lo que crees pues aunque tienen resultados difíciles al parecer son en las que nos vemos involucradas con mayor frecuencia.

Se trata de parejas que al principio parecen felices de haberse encontrado, pero que a la larga tienen problemas recurrentes como la dependencia. Para el miembro de carácter más débil la relación es cómoda pues su pareja, quien suele ser más fuerte, le resuelve todos los problemas. Con el paso del tiempo la persona débil aprende a ser fuerte y la relación se descompensa y se rompe, en caso contrario el sumiso se obsesiona con la relación y teme que algún día llegue a romperse, lo que paradójicamente motiva el rompimiento pues el otro notará que la relación es una carga y buscará su libertad alejándose.

En pocas palabras ninguno de los dos disfrutará de la relación. Convivir con una persona dependiente o depender de una es lo peor que se puede esperar de una relación, así que si notas algún síntoma de esto en tu relación te sugiero que reflexiones acerca de la conveniencia de seguir con tu pareja.

Cometer el error de involucrarnos más de una vez con relaciones de este tipo es bastante más común de lo que crees, así que no te preocupes demasiado y la próxima vez analiza a la perfección los siguientes rasgos y procura no tropezar dos veces con la misma piedra.

Involucrarte demasiado joven con una persona hará que madures de una manera distinta de si fueras independiente. Cuando ambas personas se hacen mayores y ven que tienen valores y planes de vida diferentes, la relación tiende a romperse provocando severos daños sicológicos en la persona más dependiente, esta es incapaz de verse sin el otro.

Crear imágenes ficticias de tu pareja e idealizar tu futuro con él hará que fracases más pronto de lo que crees. Recuerda que no puedes crearte una imagen de alguien con poca información, evita suponer que ciertos rasgos van unidos, es decir que una persona sea simpática no siempre quiere decir que no sea violenta o agresiva.

Haz tantas preguntas como quieras, piensa que si esa persona es para ti sabrá responderte con sinceridad a todo lo que le preguntes. Los rasgos positivos de una persona son valiosos, sin embargo hay muchas cosas que desconoces y que pueden disgustarte.

No temas a terminar una relación, la sensación de armonía que solemos crear al auto-engañarnos tiende a ser destructiva a largo plazo.

Leave a Reply